No todo esta en los libros

La medicina, podemos entenderla y explicarla en términos sencillos o complejos, esto depende de la técnica y la persona que lo maneje, sea un especialista o no.


Apiterapia hace que la medicina se vuelva muy sencilla. Entonces es más fácil comprender la respuesta del cuerpo, porque su recuperación comienza desde la primera consulta. Los libros de medicina establecen los diagnósticos basándose solo en los efectos de las patologías. En la práctica o ejercicio profesional, los médicos solo se concentran en quitar los efectos y NO lo que las origina. Es por eso, que prescriben una gran cantidad de diferentes fármacos y en muchos casos un coctel de estos, que en realidad, no están atacando la causa, sino que solamente palian o controlan los efectos de una enfermedad(es), sean estas crónicas o no.


A nuestro parecer y en base a nuestras investigaciones, no todas las causas que se atañen en los libros son correctas. Hemos descubierto y compartido con la SMA, el verdadero origen de muchas patologías. Es por eso, que en apiterapia, aplicamos la llamada “Ley de causa y efecto”. Esto quiere decir, que cuando tenemos un paciente ante nosotros, primero escuchamos detenidamente su sintomatología. El paciente solo expresa lo que siente o aqueja, pues desconoce el principio de sus malestares. No obstante, el apiterapeuta, consciente y capacitado, establece la o las causas de los múltiples padecimientos que presenta el paciente.


La razón por la que el paciente ve y siente una verdadera recuperación desde la primera consulta, es porque el apiterapeuta aplica los aguijones de abejas en el origen de la enfermedad. De esta manera, desaparecen tanto los efectos como lo que los produce. En cuanto a los fármacos, éstos se van retirando paulatinamente a medida que el apiterapeuta va valorando la recuperación del paciente. No es juicioso, retirar los medicamentos de forma inmediata ya que puede haber un efecto de rebote de las enfermedades, es decir, que el paciente pudiera agravarse porque dichos fármacos solo están controlando sus patologías. Pero llegará el momento en que el paciente dejará por completo el uso de sus fármacos y solo dependerá de apiterapia.
A su vez, también llegará el momento en que se le dará de alta totalmente y ya no requerirá más abejas. Apiterapia se vuelve un tratamiento de control, cuando el paciente es inconstante a sus consultas, deja de ir por un lapso largo de tiempo, pues solo va cuando se siente mal, no sigue las instrucciones de su apiterapeuta y no espera que éste lo dé de alta.

 

Con esto afirmamos que, apiterapia es REALMENTE CURATIVA cuando se lleva de forma apropiada.

© Copyright 1990-2017 Sociedad Mexicana de Apiterapia A.C. - Todos los derechos reservados

  • Facebook Social Icon
CURAR AVECES, ALIVIAR A MENUDO, CONSOLAR SIEMPRE